Latinoamérica en la MSI, League Of Legends

Crédito: lolesports vía Flickr

EL MSI está a punto de terminar, y los semifinalistas están cantados ya, teniendo a los representantes chinos RNG, y a los representantes coreanos Damwon, como claros favoritos. Y no es de extrañarnos que estos dos hayan arrasado con los demás equipos pues el nivel que manejan es cosa de otro mundo, pues son muy pocos equipos los que han logrado plantar cara a estas escuadras.

El representante de Latinoamérica Infinity Esports concluyó su participación en este torneo que alberga solo a los campeones de cada región, y aunque todos esperábamos ver a Latinoamérica pasar de fase de grupos fue la decepción y frustración de no poder volver a pasar de estas instancias la que nos topamos.

Infinity no lo hizo mal, sacamos un punto ante los japoneses y empezaba a pintar bien la cosa, pero un Cloud9 que venía en su peor nivel nos sacaba el juego de una manera bastante sencilla, con errores de novato, y con una toma de decisiones bastante cuestionables, y no, no hablo de picks y baneos, como cuando Lyon gaming no quiso banear a ese Ganplank en contra de los rusos. Hablo más de las ganas que le pones al jugar, de las decisiones de pelear, de ir por dragón o intercambiar por algo más, simplemente esas decisiones no existieron o no fueron muy claras, fuimos la peor región de nuestro grupo y no está mal serlo, el problema y lo que duele es ver a regiones que se supone estaban por debajo de nosotros sacarle partidas a los grandes, plantar cara enfrente de bestias coreanas, incluso verlos pasar de fase de grupos, lo que duele o lo que molesta no es perder si no en el cómo se pierde, en el ver que un jugador presume de grandeza y alardea ante el mundo ser el mejor y cuando lo ves jugar te das cuenta de que hablar es más fácil que demostrar, pues cuando no te tomas en serio una partida no solo decepcionas a tu equipo, si no también a tu región.

A mi parecer tenemos mucho en que trabajar, se dice que no es bueno comparar, pero es inevitable no mirar lo que hizo Lyon Gaming, o lo que logró en la Worlds del año pasado Rainbow7, y compararlo con lo que hizo Infinity Esports en este MSI, el nivel lo tenemos, el equipo que nos representó tenía el nivel para dar un papelazo, pero si te achicas en instancias mundialistas mejor no vayas, deja que alguien que tenga hambre por ganar vaya, y aunque pierda todo pero que se vea que pelea, que se vean las ganas y que además no se toma ninguna partida  a juego, creo que con eso nos sentiríamos bien representados, porque en Latinoamérica lo que nos caracteriza es que luchamos aunque nos veamos perdidos, porque en Latinoamérica luchamos hasta el último segundo, porque en Latinoamérica se juega con fe y con el corazón, nunca con la cabeza.

A %d blogueros les gusta esto: